La batalla por la notoriedad

Me has escuchado decir en más de una ocasión que el principal problema de los políticos hoy en día no es que la gente no les entienda, sino que la gente no les atiende. Que es bien diferente.

En un contexto de desafección y desatención política, de bombardeo múltiple y simultáneo de mensajes de todo tipo: publicitarios, institucionales, electorales…  ganar la batalla por la notoriedad es crucial para poder hacer llegar tu mensaje. El problema viene cuando, una vez captada la atención del ciudadano, no se aprecia mensaje, programa, propuesta o compromiso alguno.

El último ejemplo lo hemos vivido esta misma semana. El periodista Borja Olaizola me entrevista para este reportaje que publican hoy los diarios del grupo Vocento en el Suplemento V y que a continuación te adjunto.

.

sole_programa

«Nadie es más feminista que yo y utilizo mis pechos como me da la gana». Esa ha sido la airada reacción de Sole Sánchez, candidata a la alcaldía de la localidad menorquina de Ciudadela, después de que el Instituto Balear de la Mujer (Institut Balear de la Dona) ordenase anteayer la retirada de un cartel electoral en el que enseñaba sus pechos acompañados del lema «dos grandes argumentos». El cartel, en realidad, solo podía verse en el vestíbulo de la muy modesta sede del Partit Democratic Ciutadella, la formación política que acaba de fundar, aunque a raíz de la denuncia se ha convertido en una de las imágenes más visitadas en internet. El anuncio muestra en primer plano los pechos de la candidata rodeados por unas manos masculinas. «Mal estamos si por dos tetas se monta esta escandalera», declaró la candidata en conversación telefónica con V.

A Sole Sánchez le gusta remarcar que su segundo apellido es Mohamed a pesar de que sabe que su ascendencia magrebí no juega precisamente a su favor en la arena política. Pero es que esta mujer de 38 años no es amiga de las convenciones. Pocos candidatos habrá que confiesen, como lo hace ella en el blog de la página web de su partido, que en su infancia fue maltratada por su padre, que su relación de pareja acabó como el rosario de la aurora o que estuvo a punto de suicidarse. En el caso de Sole Sánchez lo personal y lo político van tan de la mano que uno piensa que, si llegase algún día a la alcaldía, los plenos municipales ganarían en intensidad melodramática y también en afluencia de vecinos. «Uno de los principales problemas de Ciudadela y también del resto de España es que cada vez hay más distancia entre una clase política blindada en sus privilegios y el resto de los ciudadanos», proclama con ardor mitinero.

Lo de la política, quiere aclarar desde el principio, es una vocación porque en los doce años que lleva en los aledaños de la cosa pública no ha visto un euro. ¿Y qué tipo de actividad política ha desempeñado en ese tiempo? La ahora candidata remolonea y al final dice escuetamente que ha llevado a cabo «tareas de apoyo a partidos de ámbito local». Según un despacho de la agencia ‘Efe’, Sole Sánchez concurrió en 2007 en las listas del Partit Menorquí, una formación que no llegó a alcanzar representación municipal. Aunque no lo dice, algo debió de funcionar mal y decidió montar su propio partido político. «Me di cuenta de que la actividad política es decepcionante porque nadie cumple las promesas que se hacen en la campaña, así que me prometí a mí misma que formaría un partido para intentar tratar a la gente como a mí me gustaría que me tratasen los políticos».

Dicho y hecho. Tras varios meses de gestación y un laborioso proceso para redactar los estatutos, el Partit Democratic Ciutadella recibía el visto bueno del Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior hace apenas tres días. El estreno no ha podido ser más ruidoso. La polémica originada por el cartel ha proporcionado al nuevo grupo una proyección mediática que para sí quisieran agrupaciones electorales con muchos más años a sus espaldas.

Sole Sánchez niega que el barullo que se ha montado sea producto de un plan preconcebido. Su versión es esta: «Ni siquiera es un cartel electoral, simplemente era la portada de una propaganda electoral destinada a repartirse de madrugada en el área del puerto de Ciudadela. Nuestra idea era que la gente del puerto conociese nuestras propuestas para mejorar la zona y pensamos que una buena forma de hacerlo era repartiendo una propaganda que se diferenciase del resto. Ya sabes, es más fácil que la gente se fije a esas horas de la noche en una portada que tiene unas tetas que en otra que solo tiene unas siglas». Las cosas, añade la candidata, se envenenaron cuando la propaganda llegó a manos de sus rivales políticos. «Primero empezaron a filtrar comentarios insidiosos por internet y luego llegaron a escribir auténticas barbaridades, así que me mosqueé y decidí convertir la portada en cartel y colgarlo del vestíbulo de la sede de nuestro partido. Era una forma de denunciar la doble moral que rige en la sociedad menorquina».

Utilización sexista
precedentesTodo hubiese quedado en una simple anécdota de no mediar la intervención del Institut Balear de la Dona, que decidió tomar cartas en el asunto a raíz de una denuncia presentada por Esquerra de Menorca-EU, la versión local de IU. El candidato de este último partido, Iñaki Silveira, denunció que «resulta inadmisible la utilización sexista del cuerpo de la mujer con fines electorales». Lila Thomás, la directora del instituto, fue más lejos y dictaminó que la exhibición de la alcaldable «es sexista y atenta contra la dignidad de las mujeres. Si la señora Soledad Sánchez -añadió- se considera a sí misma un objeto, se lo respetamos, pero no por ello puede dar publicidad a una imagen que clasifica a todas las mujeres. No puede utilizar el cuerpo femenino como un objeto erótico, ni mucho menos hacerlo servir como reclamo electoral». La directora del instituto hizo llegar a la candidata un requerimiento para que retirase el cartel informándole de que iba a poner al corriente de lo ocurrido a la Junta Electoral y al Observatorio de la Publicidad del Instituto de la Mujer.

Sole Sánchez sustituyó primero el cartel por otro menos llamativo y a continuación lanzó una sonora diatriba contra la clase política menorquina. «Cada persona es libre de expresarse como quiera y yo utilizo mis pechos y mi cuerpo como me da la gana. Tiene narices -añadió- que haya sido precisamente la delegación local de IU, que va de partido progresista y guay, la que nos haya denunciado; son todos unos puritanos de tres al cuarto que lo único que han hecho es poner de manifiesto la doble moral que impera en esta isla». En cuanto a la actitud del Institut Balear de la Dona, a la candidata le parece «el colmo de la hipocresía» prohibir el uso del cuerpo de la mujer como reclamo electoral «cuando basta ver cualquier anuncio para comprobar que el cuerpo femenino es un reclamo constante para vender cualquier cosa sin que el instituto diga ni mú». Ya lanzada, asegura que está dispuesta a salir desnuda por Ciudadela para que sus convecinos conozcan cómo se las gastan los «poderes fácticos» de su ciudad.

«La notoriedad no basta, debe haber un mensaje»
A nadie se le escapa que el sexo es el más poderoso de los reclamos y menos aún a los expertos en comunicación. Yuri Morejón, director de la agencia Yescom Consulting, corrobora que las imágenes de contenido sexual siguen teniendo una enorme capacidad de llamar la atención a pesar de su profusión. «El sexo puede ser un buen aliado para ganar la primera batalla de la comunicación, que es lograr notoriedad marcando diferencias con el resto, pero luego tiene que haber un mensaje para que tenga eficacia y llegue a calar de verdad».

Morejón piensa que el caso de la candidata Sole Sánchez es el paradigma del fenómeno que los expertos en internet conocen como ‘viralización’ (de virus). «Vivimos en una sociedad tan hipermediática que muchas veces la anécdota pasa a noticia y se eleva a la categoría de certeza y por eso se está adoptándose una nueva estrategia que consiste en provocar la noticia para que se hable de ellos. Ya no se contrata una página de publicidad, sino que se sube un vídeo más o menos curioso o provocador en internet para que los medios tradicionales se hagan eco. De esa forma no solo se ahorran la propaganda sino que encima el mensaje tiene más difusión y credibilidad porque son los demás los que hablan de ti en vez de tener que hacerlo tú mismo».

comentarios

9 comentarios:

  1. Yuri Morejon dice:

    La batalla por la notoriedad… no es suficiente. ¿Por qué? http://bit.ly/emUCnp

  2. hervella dice:

    La batalla por la notoriedad http://ow.ly/4APRl vía @yurimorejon No es lo mismo que no te entiendan que no te atiendan

  3. RT @hervella: La batalla por la notoriedad http://ow.ly/4APRl vía @yurimorejon No es lo mismo que no te entiendan que no te atiendan #cid

  4. Nani dice:

    RT @ramonramon: RT @hervella: La batalla por la notoriedad http://ow.ly/4APRl vía @yurimorejon No es lo mismo que no te entiendan que no …

  5. Pingback: Bitacoras.com

  6. RT @yurimorejon: La batalla por la notoriedad… no es suficiente. ¿Por qué? http://bit.ly/emUCnp

  7. Berta Barbet dice:

    Muy muy muy de acuerdo :-) @yurimorejon La batalla por la notoriedad… no es suficiente. ¿Por qué? http://bit.ly/emUCnp

  8. Yuri Morejon dice:

    ¿Solo? :P RT @bpberta: Muy muy muy de acuerdo :-) @yurimorejon La batalla por la notoriedad no es suficiente. ¿Por qué? http://bit.ly/emUCnp

  9. Pingback: Yuri Morejon - 8 formas de llamar la atención de los medios

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com