Política 2.0, sí. ¿Pero cómo?

politico_megafonoUna moda. Una alternativa. Una necesidad. O un poco de todo.

Quedan muy pocos meses para las elecciones municipales, forales y autonómicas de 2011, y la Política 2.0 está hoy en boca de partidos, políticos y periodistas. Pero sobre todo de los candidatos. ¿Qué hacer? ¿Qué no hacer? Pero fundamentalmente cómo hacerlo. Cómo moverse en Internet y en las Redes Sociales para conectar con los ciudadanos y generar relaciones de confianza que permitan sumar fuerzas y votos el día de las elecciones.

Hablamos de ello recientemente en un estupendo reportaje para televisión de los amigos de Nick dut Nik de ETB. Mañana, en el Instituto Universitario Ortega y Gasset de Madrid, aportaré algunas claves sobre cómo manejar la imagen 2.0 de los candidatos. Entretanto, esta semana me entrevista el periodista Antton Iparraguirre, del Diario Vasco, para este completo reportaje que a continuación te adjunto y que seguro puede interesarte.

.

La política 2.0 asalta la red
Los políticos utilizan cada vez más los blogs personales, las webs de sus partidos y las redes sociales para atraer al electorado con una nueva forma de comunicación más humana, cercana y convincente. La clase política es cada vez más consciente de que internet sirve también para generar opinión y captar votos

«Internet ha venido para quedarse». Es una frase manida, pero no por ello ha perdido realidad, actualidad y potencialidad. Los actores y gestores de la clase política son cada vez más conscientes de ello, y por ello impulsan lo que se denomina Política 2.0, que se puede definir como el uso de las redes sociales, blogs, páginas web como una herramienta para comunicar y fomentar el diálogo, la interacción, el debate, la generación de opinión y la confianza entre el político y el ciudadano, en estos tiempos de descrédito y desafección creciente hacia la clase dirigente. Además, se han convertido en canales muy buenos para activar y movilizar a los militantes, y a los electores que ya están convencidos, para que empujen a los indecisos a votar en unas elecciones a una determinada candidatura. Por tanto, pueden ser cada vez más armas políticas entre partidos políticos.

blog_lopezSe estima que en siete de cada diez casas ya hay al menos un ordenador, seis de cada diez vascos se conectan de manera más o menos regular a la red, y el 80% de los internautas pertenece a alguna red social, de los que el 60% las consulta todos los días. Sin embargo, es cierto que eso no significa que todos ellos se interesen por la política o quieran tener una relación directa o estrecha con la clase política. Pero los datos reflejan que hay un creciente y variopinto electorado en el mundo virtual.

Yuri Morejón, asesor de comunicación pública y política, además de director de Yescom Consulting, afirma que en primer lugar los políticos se preguntan si tienen que tener presencia en internet. Su respuesta es que sí, y cada vez más. Lo explica en que «hay un determinado tipo de electorado que aunque consume medios tradicionales como televisión, prensa escrita o radio, lo hace por medio de la red, ya sea a través del ordenador o del teléfono móvil». Además, considera que la clase política ha asimilado que existe una franja de ciudadanos, de 18 a 40 años principalmente, que se informa y forma casi únicamente por internet. Se ha roto el monopolio de la información que tenían los medios tradicionales.

Juan Pagola, director del Máster en Gestión de la Comunicación EITB-Deusto y profesor en el Grado de Comunicación de la Universidad de Deusto en San Sebastián, considera que los partidos políticos saben que en este momento las redes sociales son una herramienta poderosa para llegar a un determinado tipo de público y tienen los antecedentes de otros países, como la campaña de Barack Obama en EE UU en 2008. Sin embargo, a su juicio, «en nuestro país todavía las cosas no están maduras. No se han exprimido al máximo».

En los próximos meses, de cara a los comicios municipales y forales de mayo, se verá cómo aumenta la presencia de los políticos y candidatos en la red, ya sea por medio de sus blogs, páginas en redes sociales e incluso en banners de publicidad, porque internet es un medio más barato, se consigue dirigirse a un electorado más definido, se controla mejor la audiencia, hay una interacción real y permite una mayor creatividad.

Pagola afirma que «los políticos han entrado en internet sobre todo para llegar a aquellos públicos -principalmente el joven- que se han desentendido de la política tradicional». Subraya que «supone la apertura de un nuevo canal en el que supuestamente se fomenta una participación ciudadana más activa y bidireccional. Los partidos y políticos abren herramientas -blogs, páginas en redes sociales y webs oficiales- para acercarse a la ciudadanía y tratarle de tú a tú. Buscan recuperar segmentos que se consideraban perdidos».

blog_urkulluEl principal miedo que tienen los políticos para entrar en internet es que no pueden controlar el mensaje, y no saben muy bien cómo es el escenario, cómo son las dinámicas, el lenguaje o el enfoque que hay que dar a los temas para que lleguen a la gente. En la prensa escrita, radio o televisión, los políticos están habituados a tratar con periodistas y más o menos logran ‘colocar’ lo que quieren transmitir. Sin embargo, Morejón señala que «en internet es muy distinto, ya que aunque el político evita el filtro de los periodistas al emitir el mensaje, por ejemplo en un blog o en una página personal en una red social como Facebook o Twitter, se producen otras contrapartidas. Ya no controla el mensaje, por lo que el político está abierto a que la gente le apoye, o le critique, o le sugiera, e incluso le parodie el mensaje que difunde por la red».

No duda de que los electores internautas valoran mucho más a los políticos 2.0, «pero éstos deber ocupar su espacio en internet y ser capaces de crear su identidad digital». «Es un poco como tu reputación, la forma que tienes de relacionarte y moverte con los internautas», explica Morejón. Además, destaca que las redes sociales pueden servir también a los políticos «como un termómetro, lo que se conoce como ‘escucha activa’: ver qué te dicen a tí y qué dicen sobre ti los usuarios de internet».

Seguidores o amigos
Hay datos que apuntan que ocho de cada diez seguidores o amigos que tienen los políticos en Facebook o en Twitter son miembros de su partido y les votan. Pero Internet sirve no sólo para captar votos, sino también, o al menos debería, para movilizar a los convencidos y que éstos se conviertan en generadores de opinión. Si un amigo de Facebook le comenta a otro algo de un político, eso va a tener más credibilidad para su interlocutor. En esta línea, Morejón constata que «la verdadera fuerza hoy en día de internet está en que puede servir para movilizar a esos internautas ya convencidos, y sobre todo para movilizarles a ellos el día de las elecciones y que actúen como agentes movilizadores de otros electores». Recalca que «cada vez hay más gente que una vez vota a un partido y otra a otro, o que en unas elecciones vota y en otras no. Esos indecisos o abstencionistas pueden ser claves para que gane un partido u otro en unos comicios».

Asimismo, la red es útil porque permite generar comunidades de opinión. El asesor político señala que gracias a ellos los partidos «pueden movilizar a un determinado tipo de ciudadanos o electores en torno a una causa, y también pueden generar una red de ciberactivistas que se movilicen, por ejemplo, para acudir a un determinado acto político».

Este experto admite que es cierto que internet requiere tiempo -hay que escribir los comentarios de los blogs o colgar los textos e imágenes en las redes sociales-, y alerta a los políticos de que no vale con limitarse a trasladar a sus páginas los mismos mensajes de las ruedas de prensa tradicionales, «porque para eso ya están los otros medios». No olvida tampoco que cada vez más el blog o el twitter de un político, al igual que la web de un partido se convierten en fuente para los medios tradicionales por su interés informativo.

Morejón recomienda a los políticos que tengan en cuenta que el mensaje en la red debe tener un contenido más original: con enlaces y vídeos, al tiempo que tiene que estar abierto a mostrar sus aficiones, pensamientos o sentimientos. A su juicio, se deben tratar temas no sólo distintos a los del día a día de la agenda política, sino también con un enfoque distinto que busque la identificación con el elector y conectar con el ciudadano descontento con la política. «Tiene que mostrarse humano, creíble y confiable», remarca.

blog_basagoitiAdemás, subraya que internet es un medio relativamente barato y para los partidos pequeños es la principal herramienta para darse a conocer. Por ejemplo, en la reciente campaña de las elecciones catalanas las formaciones minoritarias han difundido por internet vídeos llamativos para llamar la atención, y la polémica generada ha tenido luego repercusión en los medios tradicionales a nivel nacional, algo imposible hasta hace poco.

Pero los partidos y políticos también cometen errores en internet. Uno de ellos es que no basta sólo con estar, sino que además hay que interactuar. Morejón y Pagola recalcan que en sí mismo las redes sociales no son un fin, sino un medio para conectar con más gente. «Sería un grave error utilizar internet como si fuera un megáfono», avisa el politólogo.

Además, a juicio de Pagola, los principales errores se sitúan en «abrir las cuentas o perfiles de partidos y candidatos al margen o como un apósito a la estrategia global de comunicación, sin ninguna conexión con el resto de acciones y sin capacidad de canalizar el gran caudal participativo que suponen estas herramientas». Añade que «también se confunde la estrategia cuando se trata de ofrecer una imagen demasiado actual y moderna de algún candidato cuando en la realidad no cumple esas condiciones».

Morejón, por su parte, opina que «entre las claves para tener éxito en la relación con los internautas, el primero es la naturalidad, que no haya una diferencia entre el político 1.0, el que está en la calle, y el 2.0, que está en internet. Es fundamental que haya una coherencia en su mensaje». Insiste en que «sólo a través de la naturalidad un dirigente o candidato se puede mostrar convincente, y solo a través de la convicción uno se muestra creíble, lo que lleva a la confianza y permite que le voten». Pero advierte de que no se obtiene credibilidad de la noche a la mañana en internet». Pagola, por su parte, incide en que «si abres una nueva herramienta de comunicación-participación debes tenerla actualizada y darle el sentido para el que se creó».

Morejón remarca que «el político que se centre exclusivamente en internet seguramente obtenga el camino más cercano para llevarse un chasco el día de las elecciones». Mientras que Pagola añade que «si se hacen mal las cosas es mayor el rechazo que puedes cosechar que si no las hicieras».

Gobierno abierto
Pero no sólo los políticos y sus partidos apuestan cada vez más por la Política 2.0, también las instituciones, impulsadas por lo que se conoce como ‘Open Government‘ (Gobierno abierto). Un ejemplo es irekia.euskadi.net, el portal del Gobierno Vasco que constituye la primera experiencia de este tipo de un Ejecutivo autonómico. Su directora, Nagore de los Ríos, explica que se trata de un canal de comunicación directo entre la ciudadanía y la administración a través de internet que se basa en tres ejes principales: transparencia (información y datos en tiempo real sobre su actividad, actuaciones, decisiones, planes e intenciones), participación (opinión de los ciudadanos ya sea por medio de sugerencias o incluso quejas) y colaboración (ayuda a ciudadanos, cualquier otra institución, empresas, Oenegés o colectivos sociales). Con el afán de cumplir estas mismas premisas, también la Diputación de Gipuzkoa utiliza cada vez más nuevas herramientas en su web Gipuzkoa.net, y la experiencia se va imponiendo en los ayuntamientos.

Del serio Urkullu al más irónico Erkoreka
El PNV da mucha importancia a internet. Su presidente, Iñigo Urkullu, no se mueve tanto en las redes sociales, sino que emplea más su propio blog, en el que a veces utiliza mensajes con un carácter de declaración política. También el diputado Josu Erkoreka y el senador Iñaki Anasagasti tienen blogs muy interesantes y a veces provocativos, al usar la sátira y la ironía. Del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, destaca que su perfil es distinto en Facebook y Twitter.

Un lehendakari muy blogero y ‘tuitero’
De los socialistas vascos, el propio Patxi López hizo durante la campaña electoral del pasado año un ejemplar uso de las redes sociales para diferenciarse del resto de candidatos a lehendakari. Ya en el Gobierno, López ha venido utilizando su blog y las redes sociales, sobre todo Twitter para hacer sus ‘twitter entrevistas‘. En su blog plantea temas y mensajes más alejados de la política, es con otro enfoque, registro y tono, mientras que parece que Facebook lo tiene más descuidado.

Basagoiti apuesta más por el videoblog
En el PP vasco, su presidente, Antonio Basagoiti, acaba de estrenar un videoblog, en el que cuelga vídeos sobre aspectos más cotidianos de la política. Lo que intenta es posicionarse como un líder más próximo, humano y diferente. En Twitter lleva poco tiempo, pero le puede ir muy bien, ya que se trata de escribir mensajes breves, y a él le gusta hacer titulares. Facebook lo tiene un poco abandonado, aunque a lo mejor ahora, al haber renovado su blog tal vez lo actualiza.

Ezenarro, una asidua en Facebook
En Aralar, su máximo responsable, Patxi Zabaleta, no tiene blog ni está en redes sociales, ya que admite que se le hacen difícil las nuevas tecnologías y considera que son más ‘para los jóvenes’. La portavoz parlamentaria de esta formación, Aintzane Ezenarro, que es una asidua en Facebook, más que en su blog, y realiza comentarios sobre la actualidad, tanto en euskera como en castellano, propone debates y comenta temas que han surgido en la Cámara vasca, entre otros.

comentarios

14 comentarios:

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yuri Morejon dice:

    Muchas gracias, @rafarubio, por el comentario y referencia sobre "Política 2.0, sí. ¿Pero cómo?" http://bit.ly/ffX5oP

  3. Roger Fort dice:

    RT @yurimorejon: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://bit.ly/ffX5oP

  4. Pingback: Tweets that mention Yuri Morejon - Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? -- Topsy.com

  5. Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://j.mp/dXwXwY

  6. RT @ecollado: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://j.mp/dXwXwY

  7. Y lo que falta todavía… RT @yurimorejon: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://bit.ly/ffX5oP

  8. Socialtec dice:

    RT @agirregabiria: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://ping.fm/FgY1y #politica20

  9. Yuri Morejon dice:

    Gracias por tu RT de "Política 2.0, sí. ¿Pero cómo?" http://bit.ly/ffX5oP. Abrz y #ff! ;) @felixcaperos @amfumero @rogerfort @ecollado 1/2

  10. Leyendo el post de @yurimorejon: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://bit.ly/ffX5oP

  11. Yuri Morejon dice:

    Gracias! … y que aproveche! ;) Abrazo! RT @imgranados: Leyendo el post de @yurimorejon: Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? http://bit.ly/ffX5oP

  12. Esteban Porras dice:

    Política 2.0, si ¿Pero cómo? Antes de ir a dormir de lo mejorcito que he leído http://bit.ly/fFoJQh

  13. Pingback: Yuri Morejon – Política 2.0, sí. ¿Pero cómo? | Un mar de conocimiento de un byte de profundidad :)

  14. Pingback: Dia d’internet « Contes de Mitjanit

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com