¿La mejor comunicación? … la que no se nota!

Esta semana me entrevistó el periodista Iñigo Herce, director de EiTB.com, la web de la Radio Televisión Pública Vasca. Con el lanzamiento del libro “De tú a tú. La buena comunicación de gobierno” como fondo, hicimos un recorrido por la comunicación política actual.

Te invito a seguir la entrevista completa y, si lo deseas, a hacerme llegar tus dudas y comentarios.

.

“La mejor comunicación es la que no se nota”

.

yurimorejon_detuatuPregunta. ¿Están concienciados los políticos de la importancia de la comunicación para su labor?

Respuesta. Cada vez más. Los que gobiernan y los que aspiran a gobernar, porque todos necesitan comunicar… su gestión, sus propuestas, sus reformas, su proyecto de país. Los gobiernos, al igual que les sucede a las empresas, pueden hacer una gran labor, un buen producto, pero si no aciertan con la comunicación… acaban fracasando. La gestión de la crisis económica o la aparición de casos de corrupción han situado a la clase política como uno de los principales problemas para la ciudadanía. Por eso a los políticos ya no les basta con hacerlo bien, con gestionar bien su gobierno o con proponer las reformas necesarias. Ahora además tienen que saber comunicarlo para que el mensaje y su gestión lleguen con éxito a los ciudadanos.

P. En tu libro, planteas una visión integral, global de la comunicación: desde el diseño de los contenidos de los mensajes, los canales, hasta los detalles más nimios como el vestuario, el look…: ¿cómo casa esto con la realidad de los partidos y las instituciones hoy?

R. Sobre todo a nivel local y autonómico encontramos gobiernos con gabinetes de prensa pero no con equipos de comunicación. El error es ése. La comunicación política no se reduce a las relaciones con los medios. Tampoco a la propaganda o la publicidad. La comunicación es mucho más. Son todos esos elementos como la estrategia, el mensaje, los públicos, la imagen, la escenografía, la investigación electoral, etc. que nos permiten hacer más comprensible, más próxima, más atractiva… una idea. En definitiva, comunicar mejor la gestión de un gobierno, el proyecto de un partido o la candidatura de un político a unas elecciones.

P. ¿No hay un riesgo de trivialización, de banalización de la política, en aras de una mayor difusión de sus mensajes?

R. Lo más importante de los políticos son sus mensajes, su gestión. Por eso la comunicación tiene que ir de la mano. Ni por detrás ni por delante. Si la comunicación va por delante, el peligro es convertirse en un gobierno sin contenido, con buena comunicación, pero poca gestión. Algo que es insostenible por mucho tiempo. Si la comunicación va por detrás de la gestión, el gobierno o partido no llegará bien a los ciudadanos y correrá el riesgo de proyectar una imagen de gobierno inactivo, ineficiente o improvisador. Y las personas nos movemos no tanto por razones, argumentos comprobables o estadísticas, sino por percepciones, emociones y sensaciones. Es decir, más por el corazón que por la cabeza. Por eso la comunicación es fundamental para hacer de la política, también de los políticos, algo más comprensible, más próximo, más atractivo y más confiable para los ciudadanos.

P. ¿Qué te parece la reciente aparición de un ministro, José Blanco, en un programa como La Noria para explicar las medidas económicas del Gobierno Zapatero?

R. No todo el mundo ve los informativos o lee los editoriales de los periódicos. A ese público, que también vota, hay que llegar por otros medios y con otros mensajes. Para convencer es necesario conectar. Y para conectar es imprescindible saber quiénes y cómo son tus públicos, qué necesidades tienen, qué medios consumen. La segmentación y la personalización son claves en la comunicación política de hoy. Por eso vemos a políticos en programas deportivos, de humor, talkshows o de infoentretenimiento. Con un mensaje más liviano y adaptado, y un tono e imagen más amable y menos político se busca llegar a otro tipo de públicos.

P. La realidad mediática de hoy (con la tele e internet como reyes) en qué medida condiciona las estrategias de comunicación? ¿No se está sacrificando la profundidad de los discursos en favor del impacto, el titular, el corte?

libro_detuatuR. La televisión sigue siendo hoy clave en las estrategias de comunicación. Internet es importante, qué duda cabe, pero todavía hay mucha gente fuera de la Red. En nuestro tiempo ganan las imágenes, la inmediatez, lo visual, lo interesante… frente a lo denso, lo enrevesado o la sobredosis de palabras. Son muchos actores compitiendo por salir en los medios, por eso el primer paso ante tal avalancha de mensajes políticos es que el ciudadano te preste atención. Todos los estilos son buenos menos el aburrido. Dar con un relato político creíble, atractivo, empático y humano, con el que el ciudadano medio pueda verse identificado, es decisivo.

P. El político tiene que llegar donde está la gente: hoy, la gente está de forma mayoritaria en la televisión, pero también en redes como Facebook o Tuenti. ¿Están preparados los partidos y los políticos para llegar a estas comunidades virtuales?

R. Los partidos y los gobiernos saben ya que Internet es una buena herramienta para llegar, conectar e interactuar con miles de ciudadanos. Pero la clave es ésa, estar dispuestos a interactuar. A dialogar. No basta con estar en las redes sociales, con acumular miles de amigos o seguidores. Tampoco con hacerlo sólo en periodo electoral. Vivimos en una época en la que nos alejamos de los atriles para acercarnos a la conversación. De tú a tú. No hay nada como lo presencial. Y en Internet no vale esa comunicación en la que el político habla y el ciudadano se limita a escuchar pasivamente. Ahora el ciudadano opina, critica, propone…, existe interacción, y los políticos tienen que estar dispuestos a mostrarse accesibles y comunicativos si pretenden conectar y convencer a un tipo de electores (jóvenes, críticos y bien formados) que hoy ya sólo se mueve en Internet y comienza a ser una nueva mayoría decisiva en próximas elecciones.

P. ¿Me puedes poner un ejemplo de buena práctica de comunicación política y otro de mala?

libro_detuatu_contraportadaR. Un ejemplo clásico de mala comunicación política es eludir la respuesta a una pregunta de los periodistas. No es lo mismo contestar que responder. Y eso la gente lo percibe. En los últimos tiempos, además, se ha extendido la mala costumbre de comparecer ante los medios sin ni siquiera conceder preguntas de los periodistas. Grave error. Los políticos no tienen que ser necesariamente expertos en comunicación, pero sí estar muy predispuestos a comunicar bien. Con estilos distintos, en España destacan por su buena comunicación políticos como Rubalcaba, Trinidad Jiménez y Carme Chacón, en el PSOE, y Gallardón, Esperanza Aguirre y González-Pons en el PP. Dominan el escenario, controlan los tiempos y proyectan bien sus mensajes orientándolos a sus diferentes públicos. En Euskadi, Idoia Mendia (PSE), Aintzane Ezenarro (Aralar) y Jokin Bildarratz (PNV) son también buenos comunicadores políticos.

P. ¿Se puede fabricar un buen candidato, o tiene que tener unas dotes mínimas para llegar al público?

R. Los candidatos fabricados suelen tener poco recorrido, acaban descubriéndose porque son de cartón piedra. Tienen que tener contenido. Los políticos, al igual que hacen muchos directivos de empresa, deportistas o pilotos de avión, deben estar entrenados. Para comunicar mejor, para resultar más próximos, más humanos, más eficaces. Tienen que estar tan bien entrenados que parezcan naturales, espontáneos. La mejor comunicación es la que no se nota. No se trata de una cuestión de carisma, sino de confianza. Sin ella nada funciona. Ni la atención, ni la credibilidad, ni el voto.

.

Yuri Morejon es politólogo, asesor de comunicación pública y política, director de la consultora Yescom Consulting y autor del libro “De tú a tú. La buena comunicación de gobierno”.

comentarios

11 comentarios:

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Victoria R. Lira dice:

    Je, je, je… Le has puesto nombres y apellidos a algunas buenas prácticas de comunicación, pero no le has puesto cara a las malas… Por favor, hazlo ahora, en petit comité. Un saludo

  3. Yuri Morejon dice:

    jaja, bueno… claro que hay políticos que pueden mejorar comunicativamente. Por citar 2 conocidos, creo que Leire Pajín en el PSOE y el propio Rajoy en el PP, son ejemplos de ello.
    Gracias por pasarte por la web y opinar. Un abrazo, Victoria.

  4. Elizabeth F dice:

    Las percepciones que tenemos sobre una idea, o una medida y/ o política pública, etc, acaba condicionando los réditos políticos que llegue a alcanzar un presidente, ministro, etc. Los mensajes donde la comunicación es emotiva, aún siendo irracionales tienen mejores efectos sobre los mensajes que al comunicarlos no generan emoción aun siendo racionales.

  5. Yuri Morejon dice:

    Cuánta razón, Elizabeth. Dicen que el camino más corto entre un político y un ciudadano son las emociones orientadas al corazón.
    Un abrazo fuerte, gracias por compartir tu opinión.

  6. Humberto Vergara dice:

    Excelente aportación, tengo interés de adquirir el libro, como hago para lograrlo?

  7. ¿La mejor comunicación? … la que no se nota! Por nuestro amigo Yuri Morejon http://bit.ly/crrUkX

  8. RT @agirregabiria: ¿La mejor comunicación? … la que no se nota! Por nuestro amigo Yuri Morejon http://bit.ly/crrUkX

  9. Pingback: Tweets that mention Yuri Morejon - ¿La mejor comunicación? … la que no se nota! -- Topsy.com

  10. Hola!
    Soy brasileño y me gusta de conocer esas cosas! Ese libro creo que es muy bueno!
    Tengop un Blog acá que tienes muchas cosas en español y tambien en portuguese solamente sobre el tema! Es http://www.comosereleito.com.br
    Voy volver siempre!
    Saludos

  11. Yuri Morejon dice:

    Muy bueno tu blog! Gracias, Jirres, por visitar mi web. Un abrazo hasta Brasil!

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com