Entre lo humano y lo oportuno

(Publicado por Yuri Morejon en EL MUNDO, el domingo 15 de noviembre de 2009)

Incendios. Inundaciones. Atentados. Accidentes. Despidos. Huelgas. Corrupción. Transfuguismo. Asesinatos. Secuestros. Crisis, en definitiva.

Cualquiera de estas situaciones obliga a políticos y gobernantes a dar cuentas de su gestión ante los medios y la ciudadanía. La comunicación se convierte entonces en un instrumento fundamental. Con demasiada frecuencia se olvida que toda situación de crisis requiere siempre dos gestiones paralelas: una técnica, que atienda y resuelva el problema de origen o sus consecuencias; y otra comunicativa, esencial, que proyecteconcentracion_alakrana ante los afectados, medios de comunicación y sociedad en general la imagen de entereza, proximidad y credibilidad que más valoran los ciudadanos. Sobre todo porque será a través del mensaje y de la propia imagen -y no tanto de los hechos- cómo los medios y la ciudadanía perciban y valoren la propia gestión de la crisis.

En este contexto, la atención de las víctimas ha de ser una prioridad. De lo contrario, se corre el riesgo de que éstas reaviven la crisis con “otro” mensaje o se conviertan en un nuevo foco de conflicto. La pasada semana se pudo ver, por ejemplo, cómo la consejera de Justicia y portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, se acercaba hasta Pamplona para apoyar a la familia de la joven asesinada Nagore Laffage, a las puertas del Tribunal donde juzgaban a su asesino.

De igual forma, con motivo de la concentración celebrada el pasado 7 de noviembre en Bermeo para pedir la liberación de los pescadores secuestrados en aguas del Índico, los medios recogieron la presencia, entre otros, de la presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga, la consejera  de Pesca, Pilar Unzalu, la propia Mendia o la cúpula del PNV con Iñigo Urkullu y Josu Erkoreka a la cabeza.

Desde distintos ámbitos, se criticó entonces la presencia y la ausencia de determinados políticos, lo que ha acabado por abrir la polémica sobre la necesidad de que éstos acompañen o no a los familiares. ¿Oportunismo político o gesto de solidaridad?

Lo cierto es que la televisión sigue siendo el medio mayoritario. Los políticos, en ocasiones más pendientes de la prensa escrita, descuidan que la TV valora y se vale de escenificaciones. En este caso, la del apoyo a las familias de los arrantzales, flanqueadas el pasado sábado por la clase política para transmitirles su calor. Es en un momento como éste cuando no pocos, en un intento de mimetizarse con el “escenario”, evitan las corbatas… pero no el objetivo de las cámaras. Este gesto, diseñado en su origen como una demostración de sensibilidad, cercanía y humanidad, se puede volver en su contra.

El político se ve entonces en la encrucijada del “si voy… porque voy, si no voy… porque no voy”. La ecuación se les complica ante el riesgo de incomodar a unas familias que sólo se ven arropadas ante las miradas de los reporteros y camarógrafos.

Y es que la política no va de razones, sino de emociones. No hay que olvidarlo. Máxime en situaciones de crisis, en las que la gente no busca argumentos, sino sentimientos: liderazgo, determinación, empatía, confianza… Por eso la aprobación de los líderes no depende tanto de los resultados que se logran, como del esfuerzo que se percibe al afrontar una situación de crisis.

La clave, es duro decirlo, pasa por la gestión de la percepción. No basta con intentar dar solución y arropo a las familias, sino que además hay que saber comunicarlo. Las reuniones privadas mantenidas en las últimas semanas con el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el lehendakari, Patxi López, o el presidente Zapatero, podrían ser un acertado ejemplo de ello.

Quizás porque nos pasamos la vida creyendo que lo importante es que nos dejen hablar, cuando en realidad lo trascendente es que nos escuchen.

Yuri Morejón es asesor de comunicación pública y política

comentarios

Un comentario:

  1. Pingback: Yuri Morejon - Breviario comunicativo de Patxi López

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com