¿Cómo hacer campaña en verano?

El domingo 27 de septiembre tendrán lugar en Alemania y en Portugal dos citas electorales que marcarán el rumbo político de ambos países. En el primero, la disputa estará entre la candidata conservadora y actual canciller alemana, Angela Merkel, y el candidato socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier. En el país luso, por su parte, la contienda electoral estará protagonizada por el socialista y actual primer ministro, José Sócrates, y la candidata liberal Manuela Ferreira Leite.

La proximidad de las elecciones con el periodo vacacional de millones de conciudadanos, obliga a los partidos a desarrollar una mayor creatividad para llegar a unos electores que, ajenos en su mayoría a la disputa electoral, disfrutan durante estas semanas de sus vacaciones.

¿Qué estrategias desarrollan entonces los partidos para mantener la campaña electoral durante el verano? Preguntado por el periodista portugués Antonio Larguesa para el diario Jornal de Negócios, comento cómo efectivamente poner en marcha la campaña en pleno verano cuando muchos portugueses están de vacaciones implica una dificultad añadida para los partidos que, ante esta situación, tienen sin embargo dos alternativas muy compatibles:

1) Aprovechar estas semanas para realizar estudios de opinión sobre el candidato, de tal manera que cuando empiece septiembre y apenas queden 3 semanas para las elecciones, el partido cuente con mayor información sobre el posicionamiento del candidato que le permita corregir o mantener la estrategia electoral. Estos estudios nos dicen cómo está valorado el candidato, cómo quisieran que fuera su “presidente ideal”, qué aspectos podemos mejorar de nuestro candidato, cuáles son los problemas que más preocupan a los ciudadanos, en cuáles nos consideran mejor preparados para solucionarlos (serán los temas en los que podamos diferenciarnos del resto de candidatos), valorar la efectividad de los slogans… El verano puede servir también para preparar toda la cartelería, rodar breves spots para el inicio de la campaña, organizar los equipos de voluntarios, cerrar la agenda de meetings del candidato, etc.

2) Hacer campaña. Pero… ¿cómo?

- Marcando la agenda política, realizando ruedas de prensa diarias sobre los temas de mayor interés ciudadano. En agosto los periódicos sufren la ausencia de noticias, por lo que será más fácil que publiquen y atiendan este tipo de eventos.

- El candidato tiene que tomarse unas vacaciones para afrontar fresco y descansado el tramo final de la campaña, y lo recomendable es que lo haga en un lugar y en unas condiciones similares a las del electorado que persigue convencer. La intención siempre es que una mayoría votantes se identifiquen con él. Igualmente, pueden realizarse guiños al electorado menos politizado, destacando el lado más deportivo del candidato durante sus vacaciones y realizando vida en familia en escenarios y acciones cotidianas como las de pasear al perro, jugar en la playa, acudir a un restaurante popular, ir al estreno de una película familiar o a un torneo de fútbol veraniego. Lo importante en todo caso es no saturar al elector con un mensaje muy político en sus vacaciones. Si acaso simplificarlo en forma de titulares (para recordar la postura o propuesta de los partidos en determinada materia) o potenciar la imagen de hombre “normal” del candidato, humanizando y aproximando su persona a la del electorado medio.

Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace, recordándote que puedes hacerme llegar como siempre tus dudas, críticas o comentarios, a través de contactar@yurimorejon.com, donde estaré encantado de atenderte.

comentarios

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com