Patxi, preso de sus palabras

Este fin de semana participé en “A vivir Euskadi”, prolongación vasca del programa “A vivir que son dos días” de la Cadena SER. Sobre la mesa, la actualidad política del País Vasco y tres contertulios: Pilar Collantes, directora de Osalan (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales), Javier Galparsoro, presidente de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) en Euskadi, y yo mismo, en calidad de consultor político y asesor de comunicación.

Las palabras del lehendakari, Patxi López, exigiendo honradez y austeridad a los altos cargos de su gobierno, se hicieron eco este sábado en toda la prensa escrita.

Patxi López y los “bolsillos de cristal” (VER VÍDEO)

Ante declaraciones como “tenemos que gestionar la cosa pública con justicia, equidad y honradez, y no podemos dar pie a ningún equívoco, a ninguna sombra de duda sobre nuestra gestión” o “quiero que todos tengamos bolsillos de cristal. Nadie ha venido a este Gobierno a hacerse rico“, mi primera intervención hizo referencia a lo consciente que es Patxi López de lo que se juega al haber apostado por el cambio en el País Vasco. Sobre todo, cuando éste ha venido de la mano de una mayoría que sólo ha sido posible en el Parlamento Vasco, antes incluso que en la propia sociedad vasca.

Sus afirmaciones desentonaban sin embargo por dos razones. La primera, por lo que tienen de obvias, de evidentes, de redundantes. Y en segundo lugar, por estar enmarcadas en una  institución gobernada durante 30 años por un PNV que sigue siendo percibido por los ciudadanos como el mejor capacitado para gestionar de la economía. Daba pie pues Patxi López a pensar que con este aviso a navegantes se ponía la tirita antes de caerse. A buen seguro, en caso de polémica o mala gestión, el lehendakari será preso de sus palabras.

En este sentido, quise hacer hincapie en que más importante que la austeridad en tiempos de crisis será que el Gobierno de López sepa destinar sus presupuestos a las verdaderas prioridades del país, marcado no sólo por unas arcas públicas a la baja por el descenso del consumo sino también por un presupuesto para 2009 gastado o comprometido en gran parte por el anterior Ejecutivo de Ibarretxe.

A lo largo de la tertulia, hablamos también de la Central Nuclear de Garoña, en Burgos, ante cuyo futuro se posicionó este pasado viernes el Parlamento Vasco. Todos los grupos, a excepción de PP y UPD, se mostraron favorables al cierre. Mi intervención al respecto estuvo más dirigida a la gestión de la propia polémica por parte del Gobierno, que al fondo del debate entre “nucleares sí” o ”nucleares no”… para lo cual -reconocí- no manejo argumentos técnicos.

La clave para Zapatero, comenté, pasa por tomar una decisión en el menor tiempo posible. Primero porque la polémica ya empieza a dilatarse demasiado en el tiempo, generando presiones innecesarias en el seno de su propio partido y mucha incertidumbre entre los mil trabajadores y decenas de empresas dependientes de la central. Y segundo, porque esta propia dilatación de la crisis ha dado pie a contradicciones dentro incluso del PSOE, ya que tanto cargos socialistas de la comarca burgalesa como el propio ex presidente Felipe González han mostrado su rechazo al cierre de la central de Garoña.

En definitiva, abogué porque, con independencia de su sentido, en la decisión de Zapatero no pese más su promesa electoral que el propio interés nacional en materia de energía.

comentarios

Deja un comentario

Yuri Morejon logo
  • Asesoramiento en comunicación

  • Contacta

    • Bilbao: (+34) 94 640 07 92
    • Madrid: (+34) 91 181 97 00
    • Nueva York: (+1) 914 374 6498
    • contactar@yurimorejon.com